Ver por:

En el 2003 ...
Fuimos una de las pocas compañías que crearon cabezales Bluetooth para teléfonos celulares antiguos. Los llamamos Scala, y fueron especiales debido a nuestra tecnología única de supresión de viento. Con Scala, la voz de los usuarios resultó clara y libre de ruidos.
Eureka!
Entonces, un día, viajando en una motocicleta a la oficina, ¡un rayo cayó!
¿Qué pasará si tomamos la misma tecnología Bluetooth y de supresión de viento, la envolvemos dentro de una carcasa resistente al agua y la sujetamos al casco? Ahora los usuarios como nosotros pueden conectarse a su música, a su teléfono y, sobre todo, a los demás.

¡Guay!

El reto
Creímos, todavía lo hacemos, que montar una motocicleta no debería significar que no podamos disfrutar de la compañía de nuestros amigos. Por lo tanto, ponemos a nuestro mejor hombre al desafío (realmente nuestro mejor hombre, él todavía está con nosotros, y él es nuestro empleado más antiguo), y un año después lanzamos el primer auricular Bluetooth para motocicleta del mundo.
Que era una maravilla. Una verdadera maravilla de innovación, aunque posiblemente podríamos haber sido más innovadores en la elección de un nombre: Scala Rider.
Nace la leyenda de Scala Rider
Al ver que estábamos trabajando en algo, decidimos dejar de fabricar auriculares para teléfonos y centrarnos en mejorar la vida de nuestros compañeros. Hemos estado comprometidos con esto desde entonces.